Saltar al contenido
Crisol Life

2 formas de tomar decisiones importantes en la vida de forma COHERENTE

2021-01-26
brown heart cutout decor

Estamos constantemente tomando decisiones que construyen nuestra vida. La manera de tomar las decisiones influye en la seguridad con la que las tomamos e inclusive, en las acciones que llevamos a cabo para conseguirlos.

Toda DECISIÓN requiere ACCIÓN

Las acciones nacen de la necesidad de movernos y ahí nace la decisión. El punto de equilibrio donde se sostiene lo que existe detrás de la decisión, es coger referentes internos o externos para decidir, lo que llamamos locus interno y locus externo.

Generalmente, las personas actuamos con locus interno o con locus externo, pero no sabemos tener un equilibrio entre ambas. Lo que hacemos es: los demás tienen la culpa y yo soy una víctima que no puede hacer nada, o, yo soy el culpable de todo y yo soy el único que puede salir de aquí. Aquí es importante abrir un nuevo espacio para unir ambas en una manera sinérgica de funcionar.

Vamos a entrar en esas dos formas de conseguir tomar decisiones COHERENTES:

1. Aprende a observar tu mundo interno para tener COHERENCIA

Esto es lo que llamamos como locus interno. Tomar de referente nuestros sentimientos, pensamientos, ideas, formas de procesar y pensar sobre la vida, necesidades, sueños, secretos, miedo, etc. Todo ello forma ese ecosistema personal que interacciona inconscientemente con nuestro entorno. Cuando nos paramos unos instantes al día, que puede ser: 1 minuto varías veces, por ejemplo, antes de desayunar, comer y cenar. En ese momento, nos miramos y observamos nuestro mundo interno. Si está agitado o calmado, si tiene necesidades concretas o está abierto a la experiencia, si hay objetivos que conseguir o es un momento rutinario, etc.

Desde ahí tienes el control para cambiar tu rumbo una vez te observas y tomar acciones conscientes y coherentes. Una vez ves lo que quieres puedes tomar acción e ir a por ello.

Si al principio te cuesta poder bucear dentro de ti, es normal. Al principio puede necesitar de práctica y tiempo, para aprender a poner nombre y conocer cómo somos por dentro. Esto es lo más importante para poder ejecutar decisiones congruentes.

2. Ayúdate de tu entorno

Decía Buda que el mundo que nos rodea es el resultado de cómo somos por dentro. Es entendible que construimos una vida en base al mundo interno que antes hemos comentado. Para poder tomar decisiones coherentes podemos ver nuestros logros, amigos, familia… en definitiva, nuestra vida. Observarla como una película autobiográfica que nos muestra nuestra coherencia.

La pregunta clave para poder entenderlo es: ¿estoy feliz con esto que tengo en mi vida?. La respuesta no tiene que ser mental. Si empezamos a razonar que debemos estar felices porque no nos falta de nada, no encontramos las decisiones coherentes. Es abrirse a la duda sobre la vida que tenemos y poder ver, por un lado, si hemos conseguido llegar hasta aquí porque hemos hecho lo que queríamos hacer, o, por el contrario, vemos que esto no es lo que realmente nos llena y ahí es donde podemos iniciar un nuevo cambio de rumbo hacía lo que sí queremos.

Como hemos visto, lo imprescindible es la toma de decisiones coherentes es conocernos a nosotros mismos. Ahí es donde le damos valor y fuerza a nuestros deseos y, por descontado, les damos decisiones y acciones para conseguirlos.

Recomendamos:

Más en nuestra tienda: