Saltar al contenido

HAZ DE TU PASIÓN TU PROFESIÓN

2022-07-10

¿Qué he venido a hacer a esta vida? ¿Cuál es mi propósito? ¿Cómo puedo ganar dinero? ¿Porqué el dinero no viene a mi? ¿Qué sentido tiene trabajar para sufrir?. Estas preguntas puede que te resuenen con un anhelo que todos hemos sentido, la necesidad de dejar huella, aportar algo al mundo o sencillamente, darle sentido a nuestra vida.

Tanto si estás trabajando como si no lo estás todo lo que vamos a compartir aquí te va a ayudar. Dado que no vamos a buscar trabajo desde la necesidad de trabajar, sino desde el conocimiento consciente de que estamos vivos por una razón, estamos en el momento en el que tenemos que estar y es ahora donde puedo encontrar mi camino. Dicho de otro modo, entender que somos una conciencia de unidad y que cada uno de nosotros está conectado con un campo de posibilidades a nivel cuántico, lo que quiere decir que no puedes buscar trabajo si lo haces desde la necesidad, hay que dejar que el trabajo te encuentre a ti. Es por ello, que el primer y quizás, el único cambio, está en el interior.

Observa tú necesidad en tu profesión

¿De dónde nace realmente la necesidad de conseguir un trabajo o ganar más dinero? Socialmente podemos sentirnos presionados a cumplir con una serie de doctrinas que fomentan nuestra necesidad de un buen puesto de trabajo, pero más potente que esto, son las herencias familiares que arrastramos inconscientemente. Por ejemplo, no puedo ganar más dinero que mi padre porque eso es deshonrarle, no tengo que ganar mucho dinero porque el dinero corrompe a las personas, mi padre trabajaba tanto que nunca estaba en casa, para yo poder estar más en casa, no trabajo o busco uno que pueda realizar desde casa, si trabajo me apartaré de mi padre/pareja/hijos, mi abuelo fue médico, mi padre fue médico, yo tengo que ser médico, etc.

Hay personas que sostienen necesidades de sus padres y que no les permiten desarrollarse libremente. Un buen ejemplo de ello es la película Coco, donde se ejemplifica como la familia lleva a Coco a ser zapatero, cuando el siente que tiene que ser músico. Cuando desvelamos la verdad de nuestra necesidad, podemos decidir conscientemente, lo que cambiará totalmente el sentimiento. No es lo mismo ser banquero porque te apasionan las finanzas, que porque en tu familia hubo grandes quiebras y se necesitaba un banquero, que porque tu padre fue banquero.

En las tres opciones puedes elegir libremente. Si ya no te apasiona, observa qué otras prácticas te están emocionando más. Ahora que sabes que tu función está reparando a la familia y sabes gestionar perfectamente tus finanzas, puedes elegir si seguir ahí orgulloso de haber podido dar solución a un estrés familiar o puedes cambiar de trabajo dado que siente que ya has hecho lo que tenías que hacer. Cuando sabes que eres banquero porque buscabas el reconocimiento de papá, puedes soltarlo, reconoce tus propios logros y elegir nuevamente.

¿Cómo elijo mi pasión?

La siguiente cuestión que deriva de observar nuestra necesidad es cómo elegimos. En primer lugar, tenemos que darnos cuenta de que tomamos constantemente decisiones, aunque sean más o menos inconscientes, decidimos qué comer, cómo vestirnos, cómo organizamos el día, cómo reaccionar, que palabras usar, etc. Todo esto son elecciones, por lo tanto, estás capacitado para decidir y aunque te equivoques, que puede ser el miedo que más te bloquea, pruébalo, si sale bien triunfas y si no, aprendes.

Para poder aclarar el significado de pasión y ver qué es lo que realmente amamos hacer vamos a visualizar estos dos vídeos que tienen toda la información necesaria para entenderlo. Ten presente, que antes de poder hacer lo que amas, tienes que aprender a amar lo que haces y dar lo mejor de ti estés donde estés.

Ama lo que haces ♥️ Descubre tu abundancia

Desbloquea tu abundancia y tu trabajo

En muchos casos, podemos encontrarnos frente a un bloqueo inconsciente que nos impide conseguir aquello que queremos. Incluso cuando tomas conciencia de tu necesidad y sabes lo que quieres elegir, parece que cuando lo eliges el trabajo se escapa o el dinero se gasta. En este caso, hablamos de bloqueos inconscientes.

Estos bloqueos hacen referencia a las herencias familiares que hemos nombrado antes, donde la fuerza de la información subconsciente ejerce una polaridad suficiente fuerte como para vivir lo contrario de lo que queremos. Resumiendo mucho la explicación de este movimiento, esto ocurre por dos razones: La sombra y los programas inconscientes.

La sombra de Carl Gustav Jung

El concepto sombra nació como la expresión de aquello que reprimimos en nosotros mismos. Los deseos más profundos, la maldad, lo que juzgamos de perverso, se esconde en la psique de manera polar. Dicho de otro modo, cuando más nos empeñamos en ser buenos, más fuerza coge la sombra con lo que hemos definido como malo. Esta separación bloquea la integración de las polaridades y limita nuestras capacidades. En la sombra se encuentra muchísimo poder, que surge a través de integrar lo que rechazamos como parte de nuestra esencia. La figura del Ying y el Yang esboza este significado. Todo lo bueno contiene algo de oscuridad y todo lo malo contiene algo de luz.

Encontrar ese equilibrio es fundamental, dado que si tomamos conciencia de las necesidades, sabemos nuestro propósito, pero nos negamos a hacer o actuar como sentimientos, porque lo rechazamos internamente, estaremos dando vueltas en círculos. Haz aquello que no te atreves, observa lo que rechazas o admiras en los demás, te dará pistas de aquello que tienes que integrar en ti.

Los programas inconscientes

Las historias familiares son realmente condicionantes en las decisiones que tomamos, hasta un punto que no llegamos a imaginar. Igual que la sombra, los mandamos familiares rigen los valores conductuales que nos permitimos reproducir y, en este sentido, todas aquellas conductas que no son bien vistas por la familia. Vuelvo a remarcar el ejemplo de Coco sobre este tema. En este caso, a diferencia de la sombra, muchas creencias, ideas o conductas que tenemos ni si quiera las estamos rechazando nosotros, sino que vienen pre-escritas en nuestro manual infantil. Esto las hace un poco más complicadas de detectar, porque están fusionadas con nuestra identidad. Sin embargo, el inconsciente siempre se está comunicando y si escuchas lo puedes desvelar.

Para el inconsciente la familia y el trabajo son la misma cosa. Los problemas y conflictos en una de las dos facetas te habla de la otra. De tal modo que observando las dos te puede servir para tomar conciencia de aquello que debes aplicar o dejar de hacer. Por ejemplo, quizás en tu trabajo no te sientes reconocido por tus superiores, mientras que en casa, tu pareja te admira. Ahora puedes ver cómo te comportas en un ambiente y en otro, quizás con tu pareja eres muy servicial, o valiente, o atento, mientras que en el trabajo eres solitario o competitivo. Reproducir dichos patrones en tu trabajo podría emprender un cambio de ambiente emocional, que aunque no es posible saber hacia donde nos llevará, con seguridad te llevará a otro tipo de experiencia.

Para indagar más profundamente sobre el tema recomiendo este vídeo de Enric Corbera:

Descubre el Propósito de tu Vida y mejora tu Bienestar ⟩ Enric Corbera

Cómo síntesis, encontrar el propósito y trabajar en lo que te gusta, es un proceso de quitar capas y desaprender las barreras que hemos puesto en contra de él. Cuando trabajas en lo que amas, no trabajas un solo día, dado que es un energía que vuelve y nos nutre, es algo que te aporta a ti y a los demás, donde el dinero es la consecuencia de hacer lo que amas.

Libros recomendados:

Configurar cookies