Saltar al contenido
Crisol Life

Qué hacer cuando una puerta se cierra en la vida

2020-10-26
¿Podemos elegir cómo nos marcan las experiencias?

«Cuando una puerta se cierra, otra puerta se abre; pero a menudo miramos tanto tiempo y con tanto pesar a la puerta cerrada que no vemos las que se abren para nosotros» – Graham Bell

A menudo vivimos con la idea de que las cosas no cambian. Infravaloramos lo que nos puede pasar en 5, 10 o 20 años. En la mayoría de los casos, si miramos hacia atrás un tiempo, no nos habríamos imaginado estar donde estamos ahora.

Y es que para bien o para mal, como dijo Grabam Bell, algunas veces avanzamos porque elegimos la puerta que se nos abre y otras, porque nos quedamos esperando que se abra la que anhelamos.

Todo lo que vivimos nos marca de una forma u otra, pero, ¿podemos elegir cómo nos marcan las experiencias?

En cierto modo sí podemos. La vida tiene una incertidumbre que no podemos controlar y es el devenir del mañana, pero siempre tenemos el control de decidir cómo tomarnos lo que nos ocurre.

¿Nos quedamos mirando las puerta cerrada o abrimos la que se abre?

Cuando terminas un trabajo, puedes ver que vas a perder dinero, que tu jefe es mala persona, que esto no te lo esperabas. O te lo puedes tomar como una nueva oportunidad para emprender en otro negocio o trabajo, de conocer gente nueva y aprender.

Cuando terminas una relación puedes quedarte pensando en lo que podría haber sido, en lo mal que lo has hecho o culpando a la otra persona. O puedes verlo como una oportunidad para hacerlo mejor, para centrarte en ti mismo y mejorar como persona.

Cuando tienes una enfermedad se te puede pasar por la cabeza lo desgraciado que eres, que todo lo malo le pasa a las buenas personas o que no has hecho nada para merecer esto.

O lo puedes vivir como una oportunidad para aprender un nuevo estilo de vida, una nueva forma de pensar, desarrollar un crecimiento personal y físico, aprender sobre tu cuerpo o mejorar tu alimentación.

Estamos donde estamos porque hemos decidido consciente o inconscientemente cómo actuar en relación a lo que nos ocurre. La decisión no siempre puede cambiar los hechos, pero si cambiamos la forma en la que reaccionamos, la experiencia cambiará para nosotros.

Puedes ver todo lo que te ha ocurrido en la vida y mirarlo de otra manera, no desde el punto de vista del autoengaño, sino desde la sabiduría de que lo que ocurre, no podemos evitar que pase y de nada sirve lamentarse, pero siempre podemos elegir cómo queremos vivirlo.

 
Hector Ibáñez
Psicoterapeuta
hectorenbio@gmail.com
 

Recomendamos:

Visita todos los libros recomendados: